El cartel que hemos presentado para el Festival Internacional de Cine de San Sebastián ha resultado ganador y será la imagen de esta edición.

¡El Zinemaldia cumple 60 años, una cifra importante que hay que celebrar!

Nuestra idea era que todo el peso recayera sobre el número 60 como elemento central del cartel. Queríamos que fuera el símbolo indiscutible de esta edición y que cobrara vida. Bajo esta premisa buscábamos algo que lo hiciera reconocible y lo relacionara con el cine. Finalmente decidimos darle efecto cinético, jugando con la idea del taumátropo, juego que antecede a la invención del cine.

El color rojo de la rotulación está relacionado con la alfombra por la que pasean las estrellas de cine y, por tanto, con el glamour. Este color será aún más notorio a medida que lo vayamos aplicando a los distintos soportes.

El cartel simboliza la ilusión del movimiento.